La enorme cicatriz de esta reina de belleza se debe a una rara enfermedad

De niña practicaba gimnasia y sus entrenadores le decían que era “demasiado flexible”. Los doctores notaron algo muy extraño, un síndrome que le ha significado 10 operaciones en el cerebro.

Para mí no es fácil pararme en un escenario en bikini durante un concurso de belleza. Tengo una cicatriz de 63 centímetros que baja por mi espalda. Y la gente puede verla, realmente puede verla”.

El recorrido por el deslumbrante mundo de los concursos de belleza en Estados Unidos de Victoria Graham, una estudiante de 22 años del estado de Maryland, ha sido muy poco tradicional.

A primera vista se ve como cualquier otra participante, pero Victoria tiene el Síndrome de Ehlers-Danlos (SED), una enfermedad genética rara que afecta sus tejidos conectivos.

Al recordar su primer certamen, cuenta: “Caminé por la ruta designada con un collarín, rodeada de todas esas mujeres altísimas y hermosas. Vi a mi papá y le pregunté: ‘ ¿Qué estoy haciendo aquí? ‘ Era cómico”.

Victoria no fue siempre tan abierta sobre su condición. “Hasta que dejé la escuela, a los 19 años, escondí mi enfermedad de los demás “, dice. “Preferiría que se me dislocaran las piernas antes de que alguien me viera con una rodillera”, señala.

Pero se dio cuenta de que hablar de lo que padece la hacía sentir empoderada y le permitía ayudar a otras personas en la misma situación. BBC MUNDO

This Post Has 0 Comments

Leave A Reply