Crecida del arroyo Bretón sepulta viviendas y negocios en Barahona

Escuela básica José Miguel Peña / Juan Francisco Matos

Barahona.- Unas 18 viviendas en algunas de las cuales operan diferentes negocios inundadas y parcialmente sepultadas por piedras y escombros, al igual que las calles locales, el acueducto fuera de servicio, caminos vecinales seriamente afectados y daños al sector agrícola, es el panorama que se vive en esta comunidad del municipio de Polo, provincia Barahona, tras la crecida del arroyo Bretón, ocurrida el jueves en la noche, producto de los aguaceros que cayeron en toda esta zona.

El informe preliminar de la Defensa Civil local estima que 18 familias resultaron afectadas por la riada, las cuales optaron por alojarse en viviendas de familiares y amigos hasta que sea normalizada la situación.

Entre las casas afectadas figura la del exgobernador de Barahona, Pedro Peña Rubio y el edificio que alberga la escuela básica José Miguel Peña, lo que motivó que la dirección del plantel educativo suspendiera la docencia hasta tanto cese el negro panorama que vive el poblado.

En algunas de las casas inundadas y parcialmente cubiertas por piedras escombros y lodo, funcionan dos disco terrazas, barberías, colmados, siete bancas de lotería, entre otros que sufrieron grandes daños.

Técnicos de los organismos correspondientes realizan levantamientos para establecer oficialmente el total de las casas y familias afectadas, así como el monto de los daños ocasionados por la riada.

Las lluvias que se iniciaron  a las 5:30 de la tarde del jueves y se extendieron hasta las 11:30  de la noche fueron tan fuertes que provocaron el desbordamiento del arroyo Bretón, el cual cuando llueve intensamente,es alimentado  por otros pequeños arroyos, ríos y cañadas lo que ocasiona que este aumente su caudal y se desborde.

“Todavía no nos hemos repuesto de una situación similar ocurrida hace unos tres años y ahora la naturaleza vuelve a castigarnos de nuevo”, comentaron los campesinos Luis Espinosa y Héctor Medina, a quienes la riada de ese entonces les destruyó sus predios cultivados de diversos rubros agrícolas.

“Ahora la crecida del mismo arroyo vuelve a castigarnos y nos complica aún más la situación, por lo que solo nos resta pedir a Dios, que meta su mano por nosotros, por ser esta la única que tenemos”, coincidieron otros comunitarios.

También se informó que la producción agropecuaria ha sido afectada, por lo que una comisión de la Regional de Agricultura en Barahona, se trasladará a la zona castigada para determinar a cuánto ascienden los daños causados al sector por la crecida del arroyo Bretón.

www.elcaribe.com.do

This Post Has 0 Comments

Leave A Reply