Todos los neoyorquinos, incluyendo los indocumentados, tendrán seguro de salud

Alcalde de Nueva York anuncia plan que garantiza cobertura médica para 600,000 residentes de la ciudad sin importar su estatus migratorio o capacidad de pago
Todos los neoyorquinos, incluyendo los indocumentados, tendrán seguro de salud
El programa ‘NYC Care’ arrancará el próximo verano en el condado de El Bronx.
FOTO: MARIELA LOMBARD / MARIELA LOMBARD.

Así lo dio a conocer este martes el alcalde Bill de Blasio, quien anunció el lanzamiento del programa ‘NYC Care’, que ofrecerá cobertura médica integral y asequible a más de 600,000 neoyorquinos que aún no cuentan con un seguro de salud.

NYC Care’ comenzará a funcionar el próximo verano, primero en El Bronx, y se estima que estará completamente disponible para todos los neoyorquinos en los cinco condados en el 2021. El programa costará al menos $100 millones al año una vez sea completado.

Según informó el Alcalde, todos los residentes de la Gran Manzana que aún no tienen cobertura podrán inscribirse en el plan de seguro de salud público de la ciudad, conocido como MetroPlus, el cual será ampliado para que todos aquellos que aún no son elegibles a un seguro de salud público o privado, puedan estar cubiertos.

“La atención médica es un derecho, no un privilegio reservado para aquellos que pueden pagarlo”, dijo De Blasio.

“Mientras que el Gobierno Federal trabaja para eliminar la atención médica de millones de estadounidenses, la Ciudad de Nueva York está a la vanguardia al garantizar que cada persona tenga acceso a atención integral y de calidad, independientemente de su estatus migratorio o su capacidad de pago”, aseguró el Alcalde.

Esta es una buena noticia para José Acuello, un inmigrante brasileño quien tiene 14 años viviendo sin documentos legales en la ciudad de Nueva York y quien está a punto de perder la vista en su ojo izquierdo debido a que no posee seguro médico ni los recursos económicos necesarios para poder operarse una catarata que sufre desde hace muchos años.

“Esto es muy bueno para personas que tenemos grandes dificultades para obtener cuidados de salud. Yo fui a un hospital y me pidieron $10 mil para el tratamiento de la catarata y por supuesto que no lo pude pagar “, dijo el inmigrante originario de Minas Gerais.

“Yo no tengo seguro médico desde el 2005 y recientemente me quedé sin empleo porque la compañía de construcción y recolección de escombros en la que trabajaba fue cerrada (…) Como muchas personas que viven aquí, si tengo una emergencia no sé cómo voy a pagar las facturas médicas”, dijo Acuello quien reside en Queens.

José Acuello, un inmigrante basileño, tiene 14 años viviendo en Nueva York sin documentos legales ni seguro médico./Pedro F. Frisneda.

Pero ahora, gracias al nuevo plan anunciado por De Blasio, quien asegura es el más grande y completo de la nación, todos los neoyorquinos como Acuello tendrán acceso a los servicios que ofrecen los 11 hospitales públicos y más 70 clínicas de la ciudad, agrupados bajo la corporación ‘NYC Health + Hospitals’ (NYCHH) . Esto incluye acceso a doctores primarios, especialistas, prescripción de medicinas en farmacias, tratamientos para salud mental y abuso de sustancias, hospitalización y más.

“Gracias a la excelente labor de nuestros médicos, enfermeras y personal, y el trabajar en colaboración con los socios de la comunidad, ‘NYC Health + Hospitals’ ayudará a brindar a todos los neoyorquinos la atención de calidad que merecen”, dijo el doctor Mitchell Katz, presidente y director ejecutivo de NYCHH.

La comisionada de Salud de la ciudad, la doctora Oxiris Barbort, indicó por su parte que este nuevo plan representa un paso clave para eliminar las disparidades de salud que aún existen la ciudad.

“La Ley del Cuidado de Salud Asequible nos inició en este camino, pero es hora de terminar el trabajo. Y la Ciudad de Nueva York se enorgullece de liderar ese camino”, dijo Barbot, quien al igual que el alcalde De Blasio se refirió a la atención médica como “un derecho para todos, no un privilegio solo para aquellos que pueden pagar esa atención”.

Con esto concuerda Cindy Pérez, una neoyorquina de origen puertorriqueño, quien a pesar de tener seguro médico gracias a su trabajo, asegura que conoce a mucha gente en su comunidad que no puede costear un seguro o no son elegibles porque no cuentan con documentos de residencia legal.

“Esto es algo que se lo deben dar a todo el mundo, porque todos necesitan un seguro de salud. Dería ser un derecho universal”, dijo la joven nacida en Brooklyn de padres puertorriqueños.

A pagar lo que se puede

De Blasio explicó que todos los servicios ofrecidos bajo el programa ‘NYC Care’ pueden ser pagados por los neoyorquinos bajo un modelo de escala de ingresos, lo que en inglés se conoce como ‘sliding scale’, el cual establece un sistema de pago de acuerdo a lo que gana cada persona, con lo cual se garantizará su asequibilidad.

Para ayudar a orientar a los que busquen servicios médicos, principalmente a aquellas personas que no tengan seguro, el programa contará con líneas telefónicas de ayuda al cliente para que los neoyorquinos puedan hacer citas con médicos generales, cardiólogos, pediatras, ginecólogos y una amplia gama de servicios de atención médica.

“Los neoyorquinos que no pueden inscribirse o pagar un seguro de salud ahora podrán acceder a servicios integrales y centrados en el paciente a través de ‘NYC Care’. Al mismo tiempo, ampliaremos nuestros esfuerzos para aumentar la inscripción en MetroPlus (…) Hoy celebramos el incansable compromiso de nuestra Ciudad con la atención médica accesible y de alta calidad”, dijo la doctora Herminia Palacio, vicealcaldesa de Salud y Servicios Humanos.

Inmigrantes serán favorecidos

Gracias a la Ley del Cuidado de Salud Asequible (mejor conocida como ‘Obamacare’), 8 millones de neoyorquinos ahora tienen seguro de salud, y la tasa de los no asegurados es casi la mitad de lo que era en 2013. En los últimos dos años, la unidad de ‘Public Engagement Unit’ de la Ciudad  coordinó la inscripción de más de 130,000 neoyorquinos en planes a través de los mercados de salud creados por Obamacare. Sin embargo, alrededor de 600,000 neoyorquinos permanecen sin seguro, debido a que no pueden inscribirse; muchos de ellos son indocumentados.

“Los inmigrantes, en particular, se enfrentan a enormes barreras para el cuidado de la salud y aún tenemos que ver acciones significativas a nivel estatal y federal para garantizar el acceso a la cobertura para todos los no asegurados. Esperamos con interés trabajar con el alcalde De Blasio para implementar ‘NYC Cares’ y garantizar el acceso a las opciones y seguros de NYCHH, si es elegible “, dijo Rebecca Telzak, directora de Programas de Salud de Make the Road New York.

Entre tanto, Manuel Castro, director ejecutivo de Empoderamiento de la Comunidad de Nuevos Inmigrantes (NICE), que agrupo a muchos jornaleros, dijo que la asistencia médica asequible y de alta calidad para los trabajadores inmigrantes es esencial para la prosperidad de la ciudad. “Nadie sabe esto mejor que los miembros de NICE que trabajan en algunos de los sectores más peligrosos y no regulados de nuestra economía, como la construcción y el trabajo doméstico”.

“Nuestros miembros históricamente han luchado por acceder a la atención adecuada que pueden pagar en los idiomas que hablan, por lo que aplaudimos a la Ciudad por dar un paso más en la prestación de la atención médica necesaria para todos los neoyorquinos, especialmente en una época en que los inmigrantes están bajo ataque“.

www.eldiariony.com

This Post Has 0 Comments

Leave A Reply