Llueve, pero no lo suficiente para paliar la sequía

El Centro Regional de Clima del Caribe establece que hasta el 31 de mayo República Dominicana se ubica en los niveles de Alerta y Aviso de sequía, por lo que Acción Verde pide limitar al máximo el uso de agua en actividades no prioritarias.

Las lluvias de los últimos cuatro días no han sido significativas para cantar victoria sobre la sequía que afecta al país desde principio de año.

Una vaguada que incide desde el pasado viernes produjo aguaceros en las regiones noroeste, Cibao Central, fronteriza y el Este, pero no los acumulados necesarios para la agricultura, agropecuaria y almacenamiento en presas.

La directora de la Oficina Nacional de Meteorología, Gloria Ceballos, explicó a elCaribe que las zonas donde se registraron mayores precipitaciones son Samaná, María Trinidad Sánchez, Duarte, Sánchez Ramírez, en el nordeste; La Vega y Monseñor Nouel, en el Cibao Central; Jimaní y Duvergé, en la zona fronteriza y Punta Cana, La Altagracia, en el este.

Jimaní, con 23 milímetros de precipitaciones, es donde más lluvias se han producido desde el pasado fin de semana. En el Gran Santo Domingo llovió copiosamente ayer.

“Es una bendición que haya llovido tanto ayer en el Gran Santo Domingo. Esto no se esperaba”, dijo.

Ceballos recordó que marzo es el mes más seco en el país y que no se esperan muchas lluvias. “Hubo lluvias hacia el Gran Santo Domingo y San Cristóbal debido a esta vaguada, pero desde este martes todo vuelve a la situación anterior (pocos aguaceros), porque la vaguada se aleja de nuestra zona”, dijo.

Medidas de la CAASD

El director general de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), arquitecto Alejandro Montás, advirtió que las autoridades serán estrictas con quienes sean sorprendidos desperdiciando el agua potable, tras destacar que la sequía que afecta al país obliga a racionar el líquido y que el llamado a ahorrarlo se mantiene.

“Los lavaderos clandestinos los vamos a perseguir. Trataremos con las autoridades de Medio Ambiente, Procuraduría General de la República y la Policía Nacional para que nos den todo el apoyo. Este es un hecho que se escapa de nuestras manos y tenemos que actuar en consecuencia, porque es un hecho natural. La naturaleza en este momento no nos ha dado las lluvias que necesitamos y mientras llegan las precipitaciones, responsablemente tenemos que tomar las medidas necesarias con las autoridades”, sancionó.

El ingeniero Luis Salcedo, subdirector de Operaciones de la CAASD, detalló que, por las lluvias del fin de semana, la producción de agua potable pasó de 369 millones de galones por día a 395 de galones al día de hoy. Se incrementaron ligeramente los caudales de los ríos Haina, Isa-Mana, Duey e Isabela, pertenecientes a los sistemas de la Corporación más afectados por la intensa sequía.

Destacó que, pese a las precipitaciones, la situación no ha sido superada, la mañana de este lunes se han detenido las lluvias y estos caudales han comenzado a descender.

“Este incremento en la producción durará dos o tres días debido a que los pronósticos de Meteorología indican que a partir del miércoles de esta semana volverán las condiciones de sequía. Por tanto, las medidas de racionalización del agua anunciadas por la CAASD a la población se mantienen, al igual que el llamado de un uso racional y responsable del agua potable que le servimos”, añadió.

Mapa muestra acumulados de lluvias de últimos días.

Camiones en sectores vulnerables

La CAASD mantendrá una flotilla de 125 camiones cisterna para atender los pedidos de los sectores vulnerables ante la situación, entre éstos los ubicados en Los Alcarrizos, Pantoja, Pedro Brand, Honduras, Mata Hambre, La Julia, San Miguel, Los Kilómetros, Jardines del Sur, ensanche La Paz y muchos otros. En total, son casi 100 los sectores afectados por esta situación de origen meteorológico que obliga a racionalizar el servicio.

No obstante, dijo que el acueducto Valdesia Santo Domingo opera a plena capacidad, debido a que la presa de Valdesia mantiene niveles aceptables de agua, en una cota superior a los 144 metros sobre el nivel medio del mar, garantizando suficiente volumen del agua allí almacenada y que este acueducto se mantenga en operación a plena capacidad. Este es el principal sistema de abastecimiento de la CAASD.

La parte norte de operaciones de la CAASD se abastece en su 95% de agua subterránea, por lo que, en tiempos de sequía, en su etapa primaria, no se ha visto muy afectada. El río Ozama todavía conserva niveles para que el acueducto Barrera de Salinidad opere en condiciones normales, al igual que los campos de pozos del este, prosiguió.

Entre los sctors afectados están Cuesta Hermosa I, II y III, Isabel Villa, Ladera de Arroyo Hondo, Perantuen, Cuesta Brava, Arroyo Manzano, La Hondonada, La Isabela, Los Girasoles II y III, Fundación, Urb. Palma Real, Bo. José Contreras, La Isabela, Res. Puerta de Hierro, Res. Buena Vista, Bo. 23, La Isabela, Bo. La 800, Pantoja, Villa María, Pantoja, Invi Cea y Pantoja
También Carmen María, Altos de Arroyo Hondo III, Villa Graciela, Cerros del Norte Los Girasoles I y II, Palma Real (Los Militares, Los Girasoles), Ciudad Real I y II, Peralejos, Pantoja, Brisas del Norte, Bo. Nuevo Horizonte, Nazareno, Bo. Invi, Pueblo Nuevo, Obras Públicas, Nuevo Amanecer (24 de Abril Bo. Los Alcarrizos), Redención (Pantoja) y Villa Altagracia. Igualmente, Los Alcarrizos Viejos, Las Mercedes, Chucho, Las Glorias, Los Cerros de Palmarejo, Palmarejito, Don Gregorio, Arenoso, Ciudad Codiana, Savica, San Rafael, Americano I y II, El Tamarindo, Prado de Hato Nuevo, Los Garela, Flor de Loto, La Fe, La Esperanza, La Unión, Bo. Progreso, Ciudad Satélite Los García, Palamara, Palmarejo, Don Miguel, Villa Linda II, El Kilombo, entre otros.

Ciudadanos sienten la disminución del líquido

“Aquí teníamos tres días que el agua no llegaba y llegó hoy a las 6 de la mañana, pero después se retira hasta por ocho días. Con el agua que llega las guardamos y así podemos lavar, mojar las matas que se estaban secando. Tenemos un tinaco que lo llenamos junto a una cisterna y por eso nos salvamos”, dijo Rosalía Mateo, residente en el Invi Sur.

“El agua no llega como antes por la cuestión de la crisis pero cada quien debe de racionar el agua de manera responsable. Los camiones de agua son muy caros en época de sequía, regularmente son 500 pesos pero en estos momentos cuestan hasta 1,500, se aprovechan de la situación. Aquí llegaba todos los días pero esporádicamente llega un día sí y otro no”, expresó José Mella, morador en el sector Mar Azul.

www.elcaribe.com.do

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.